PARTICIPANTE DEL MES DE ENERO, PEDRO.

PARTICIPANTE DEL MES DE ENERO, PEDRO.

En este 2019 nos hemos propuesto dar a conocer a nuestros participantes, haciéndoles “el participante del mes”. En este mes de Enero el candidato elegido ha sido Pedro , un señor de 70 años de origen ecuatoriano que lleva con nosotros casi 3 años, desde el 9 de mayo de 2016. Comparte piso con Isidro, Ángeles y Feli, y la convivencia entre todos es muy buena. “No hay palabras para describir a mis compañeros de piso, son lo más” (Pedro). De profesión profesor, le encanta aprender idiomas y es autodidacta. En estos momentos está aprendiendo Valenciano e Inglés. Como bien plasma en el calendario, le encanta coleccionar elefantes, y tiene aproximadamente unos 34. Aunque sus familiares viven muy lejos, siempre que pueden lo visitan y le encanta pasar esos ratitos con ellos. Ha sido operado recientemente de las rodillas y la cadera, y su sueño en estos instantes es poder recuperarse y volver a tener la mayor movilidad posible. Cuando le preguntan que ha significado para él HC contesta con cara apacible, “Tranquilidad, paz y buena gente que se ha cruzado en mi camino. Y no hay palabras para describir a las directoras de HC, son excelentes personas”. Pedro, deseamos que te recuperes pronto y puedas volver a participar de esa forma tan activa como tu sabes hacer. Gracias por estar con nosotros y esperamos que los elefantes sigan creciendo junto a nosotros.   “Al final he tenido suerte”. Pedro, 70 años. Toda una vida coleccionando...

Valencia indulta a sus mayores.

El día 19 de marzo es la fiesta grande de Valencia. Es el día de “La Cremà”. Llamas aderezadas con lágrimas valencianas, se llevan consigo el trabajo e ilusiones que durante todo el año han sido el leitmotiv de cada miembro del casal. ¿Se lo llevan todo? …no exactamente. Durante las semanas previas a la fiesta, los visitantes de la Exposició del Ninot, han votado por aquella obra que quieren librar del fuego. El ganador se convertirá en el Ninot Indultat. Compartirá el honor con sus predecesores de perdurar en el tiempo y formar parte del museo donde el que guste lo podrá volver a admirar. Para Hogares Compartidos no es una casualidad que desde la primera votación popular, allá por el año 1934, los temas más comunes de los privilegiados Ninots indultats hayan sido las personas mayores, los abuelos y las escenas cotidianas que los representan. ¿Por qué son votados mayoritariamente? ¿Por qué tras pasadas décadas la temática más aceptada no varía? Es evidente que en el recuerdo colectivo hay imágenes y sensaciones que se añoran. Y queda de manifiesto, que lo que recordamos de las personas mayores que han formado parte de nuestra vida, permanece en nosotros para siempre. Entre todas las obras indultadas a lo largo de más de siete décadas, cerca de la treintena muestran a personas mayores anónimas en momentos cotidianos sonde cualquiera de nosotros podríamos vernos reflejados. Con estos datos llegamos a una preciosa conclusión: los valencianos y sus visitantes indultan a sus mayores, protegen sus recuerdos y reconocen lo importante que han sido para ellos concediéndoles la...

Día de la mujer trabajadora. A mis tres abuelas.

Es complicado decir algo el día de la mujer trabajadora que no haya sido contado ya…así que he decidido dedicar estas palabras a tres importantes mujeres de mi vida. De mis cinco abuelas, no conocí a las dos biológicas, pero a las otras tres las disfruté más que nadie. María nació en los años 20 y fue la pequeña de 9 hermanos. Su madre falleció cuando apenas tenía dos, así que desde muy joven,  su condición de mujer  conviviendo con varios varones mayores, hizo que tuviera que trabajar en casa y en el negocio familiar (el único horno del pueblo), de madrugada hasta la noche. A pesar de tener poco tiempo libre, tuvo un novio. Ella estaba enamorada, pero una larga enfermedad de él, hizo que María perdiera su juventud  esperando su recuperación y poderse casar. Manolo no la superó, y ella se quedó sin novio y con una década más a sus espaldas. Y siguió trabajando en el horno y para los de su casa… Cuando ya había perdido la esperanza de formar una familia, estando más cerca de los cincuenta que de los cuarenta, comenzó a verse a escondidas con un viudo que tenía 3 hijos varones…Ese cosquilleo que casi ya no recordaba volvió, pero desafortunadamente su familia no aprobaba aquella relación. Un día cogió las mudas que tenía, se las puso una encima de otra como pudo, y con la complicidad de la madrugada se escapó de casa y se casó con él: mi abuelo. La familia de mi abuelo, que tenía a sus hijos dispersos por casas para su atención, volvió a reunirse bajo el...